Date un baño de bosque, batería en verde

Date un baño de bosque, batería en verde
"Estudia la naturaleza, ama la naturaleza,
mantente cerca de la naturaleza. Nunca te fallará”
Frank Lloyd Wright.

Vamos a saltarnos algunos pasos y te contamos de qué va esta lectura ya mismo para que puedas ahorrarte unos minutos -si sos de las personas que gusta de ahorrar tiempo, nos lo agradecerás-. Todo lo que está escrito de aquí en adelante es una defensa radical de la naturaleza y de porqué creemos que lo mejor que podemos hacer es mantenernos cerca, bien cerca de ella. Por lo tanto si tu ser urbano piensa “qué embole, otros más con el cuentito de conectar con la naturaleza” no sigas.
En cambio, si por alguna razón resuenan las palabras de Lloyd Wright (aunque nunca lo habías oído nombrar) y también has estado en la búsqueda de mantenerte rodeado de naturaleza, seguro vas a encontrar cosas que te gusten en las palabras que vienen.
La batería está en verde
Luego de un tiempo de tener el celular conectado, vamos a él y lo vemos con batería en verde al 100% listo para una buena dosis de instagram, whatsapp o lo que sea que elijamos hacer con él cuando luce pletórico de carga. Quizá lo dejas toda la noche cargando para que al despertar en la mañana ofrezca su mejor versión o lo vas cargando en el auto, quién sabe, pero seguro, seguro, vos y yo sabemos lo reconfortante que es encontrar el teléfono con la carga suficiente para darle uso, por un buen rato, libres del “modo de ahorro de batería encendido”. 

Una mirada a los efectos positivos de conectarse con la naturaleza
Mantenerse cerca de la naturaleza mejora el bienestar físico, mental y espiritual. Nos hace sentir vivos desde el interior y no deberíamos sustituirlo, ante desarrollos recientes como la urbanización cada vez más descontrolada, la tecnología o las redes sociales. Somos parte de ese todo y hay una conexión natural que debemos buscar, porque al encontrarla nos encontramos. Cómo al mirar el fuego.
Shinrin-yoku (el baño de bosque)
Seguramente de niñ@ lo disfrutabas con pasión, es algo mágico, caminar hasta sentirte dentro del bosque, el “crick-crack” de las hojas y ramas quebrándose al pasar, los aromas de eucaliptos o pinos, el canturreo de venteveos y zorzáles, el avistamiento de algún animal silvestre o algún bichito pintoresco, el abrigo de sentirse rodeado de verde, las diferentes hojas de arbustos y árboles, flores y colores ¿te suena? Los japoneses llaman a las experiencias inmersivas dentro de los ecosistemas naturales “Shinrin-yoku” (baño de bosque) y -afortunadamente para esta nota- han detallado los  beneficios de hacerlo.
1. La naturaleza provee: Un día al sol y pura vitamina D, el tipo de vitamina que no encontramos en los alimentos de la manera en que la necesitamos. El nivel correcto de vitamina D en el cuerpo nos inmuniza contra un montón de enfermedades o mejor dicho asegura el buen funcionamiento del sistema inmune. Dale bosque o dale playa, aire fresssco, sol, oréate que hace bien ¿Es invierno y hace frío? Doble buzo y a jugar.
2. La naturaleza nos alivia: No queremos alarmarte, pero obviamente tanto tiempo frente a pantallas bien no hace. Seguro lo sabías, pasar de la compu al celu, o la tablet o la TV, pantalla, doble pantalla y pantallita entrega tanta información visual que el cerebro un poco loquito se pone. Entonces pasar tiempo al aire libre, especialmente en las zonas verdes, es la mejor solución natural para contrarrestar tanta lucecita. Mirar la hierba verde, los árboles, las flores y todos los demás aspectos del entorno mejoran el enfoque y la vista, además que te sosiegan el alma.
3. La naturaleza limpia: El medio ambiente es un purificador natural. Pasar algunas horas al aire libre ayuda a liberar las toxinas de nuestro cuerpo y nos deja a todos frescos y rejuvenecidos. Ni te digo si sudás un poco. La cantidad de aire malo que respiramos debido a la contaminación urbana es lo suficientemente potente como para entregar algún que otro problema respiratorio, bronquitis y asma, por ejemplo. No hay mejor solución para esto excepto pasar más tiempo en el entorno natural y obtener aire fresco todos los días, estarán los que dicen que mejor darse un buen ventolín directo a los pulmones...pero nosotros estamos más para las caminatas que para el inhalador
4. La naturaleza calma: Tant@ loc@ suelt@ por la ciudad que quizá nos terminemos convirtiendo también en un@. Mejor es recordarnos de dónde venimos, calmarnos, reducir la ansiedad y el estrés bajando al ritmo de los árboles, no sabemos si el futuro será mejor que lo que teníamos hasta ahora, pero hay que intentarlo y nosotr@s queremos impulsarlo desde el contacto con el planeta, contacto real y diario con la madre naturaleza. 
Recientemente hemos visto disparado el interés por la recolección de frutos nativos, hierbas y hongos que crecen en nuestros bosques y sin duda caminar por estos entornos es también una oportunidad para obtener -además de los beneficios para nuestra salud- buenos y deliciosos elementos para nuestras comidas. Las posibilidades son infinitas y están al alcance de nuestras manos (literal). 
Mientras armabamos la Caja Bosque con Aurelien, conversábamos sobre esto y nos contaba que la zona de bosques alrededor de la laguna del Sauce es de sus lugares favoritos para recolectar hongos por ejemplo y que el escabeche de hongos de eucalipto que forma parte de la caja bosque es el resultado de alguna de esas exploraciones por los bosques.
Nos decía -“Recolecto también hierbas y flores silvestres: Capuchina, taco de reina, borraja, ajo silvestre (flor y hierba) y también algunos frutos nativos, pitanga, arazá y guabiyú. La capuchina es buenísima en ensaladas, la hoja de borraja la uso para platos con mariscos y los frutos nativos son excelentes para chutney, mermeladas y postres”
Los hongos es algo más interesante dado que dependiendo del tipo de hongo, dependerá la preparación, pero en general en sus caminatas recolecta hongos que utiliza en “escabeche, rissotos, salteados con ajo y perejil” y “con carne de caza van muy bien”.  
Sea para recolectar frutos silvestres, reconocer árboles nativos, avistar pájaros autóctonos, hacer ejercicio o solo caminar para respirar un poco de aire puro, desde Casabrava te invitamos a que al menos una vez a la semana te des un buen baño de bosque, que disfrutes de los beneficios de estar en contacto con la naturaleza a nivel físico, mental y espiritual, porque estamos convencid@s que cuanto más cerca de la naturaleza nos mantengamos, menos ansiosos y más resilientes seremos, más calmos y menos estresados estaremos y principalmente cultivaremos el importantísimo y necesario sentimiento de gratitud por estar vivos.

 


 

Seguir leyendo

Este primer mes, probamos las merguez :)

Este primer mes, probamos las merguez :)

El amor por el ahumado, entre el conocimiento ancestral y la tendencia

El amor por el ahumado, entre el conocimiento ancestral y la tendencia

Un atajo para entender qué es Casabrava

Un atajo para entender qué es Casabrava