La imperdible aventura de armar un picnic.

La imperdible aventura de armar un picnic.

El picnic es un evento con infinitas variedades, la mera mención de la palabra picnic evoca imágenes de excursión, de hermosos paisajes, de mantas a cuadros y cestas de mimbre rebosantes de delicias, de cuadros de Manet, Monet, Matisse, de largas tardes de ocio mirando hacia arriba en un cielo despejado, de risas y anécdotas. Esta imagen bucólica no es común en nuestro agenda invierno/ otoño pero en primavera y verano florece naturalmente en todxs nosotrxs la intención de -si está lindo- comer un pequeño banquete al aire libre y ¡qué dicha la nuestra, cuando lo logramos! 

Dejeuner sur l'Herbe - Manet

Imagen: Dejeuner sur l'Herbe - Manet

Claro que no hay reglas, no hay ingredientes esenciales, ni menús preestablecidos, los picnics se arman con entusiasmo y flexibilidad, seguramente no haya dos iguales, un picnic perfecto puede ser un simple asunto de sándwiches de jamón y queso y refrescos servidos a orillas de un río lento permitiendo que el mundo pase mientras los comensales descansamos escuchando los sonidos de los pájaros, o puede ser un gran día de playa lleno de alborotadxs niñxs que van y vienen del mar y uno ahí debajo de la sombrilla, con heladerita al costado prepara sanguches y pela frutas para los que van y vienen. La arena puede ser un problema, siempre algún durazno cae medio mordido y se empana de arena. Nada grave, un poco de agua lo vuelve a poner en juego.


Independientemente de cómo lo elijas, el picnic es una expresión de libertad, de aventura, un escape de las preocupaciones de la vida cotidiana y un regreso a las cosas modestas que nos brindan alegría. En las circunstancias sanitarias actuales, su renacimiento es más que oportuno.



Guía para tu caja Picnic 


La idea de nuestro picnic es que puedas comer con la mano, trocear, picar y compartir diferentes preparaciones. Te recomendamos llevar hielo en una conservadora de frío o heladerita en caso de que elijas un picnic al aire libre por largo rato. No solo te va a ayudar a conservar el frío de las bebidas, también vas a poder guardar algún alimento que después de abierto quieras “dejar para después”. 


Dentro de la caja vas a encontrar:

  • olivas
  • papas chips
  • higos frescos
  • pan y queso serrano 
  • Sandwich con mortadela y pistachos 
  • Sandwich de mozzarella tapenade y morrones 
  • Milanesa al pan 
  • Sandwich de jamón y queso 
  • galletas de chocolate, nuez y sal marina
  • Vino de Bodega Oceánica José Ignacio
  • Refrescos San Pellegrino


El lugar es clave y entre bosques, campos, playas o parques, ya tenemos opciones a nuestro alcance. Procurá encontrar un espacio que tenga sombra o tener una sombrilla a mano que resguarde del sol picante de Verano. Repelente y protector solar para generar una mínima membrana protectora, a cierta hora el sol es complicado y en ciertos lugares los mosquitos pueden ser un verdadero problema. Recordá tener organizado qué vas a hacer con la basura que generes. Desplegá ese mantel en el lugar que hayas elegido y comienza a preparar la comilona. 

El picnic de verano puede ser un asunto grandioso si el clima lo permite, de verdad esperamos que tengas un momento digno de cuadro impresionista de Monet, al menos así imaginamos la experiencia. Que disfrutes con salud, alegría y buen picnic :)
#losnuevosencuentros



Seguir leyendo

Una Picniquería: Justo lo que quería (y no sabía)

Una Picniquería: Justo lo que quería (y no sabía)

Cena de clásicos navideños en casa con Hugo Soca. La cocina que nos identifica.

Cena de clásicos navideños en casa con Hugo Soca. La cocina que nos identifica.